Todo lo que debe saber sobre los pistachos

Seguro que ha oído muchos comentarios acerca de los beneficios de los pistachos. Algunos de ellos ensalzan la figura del fruto seco, mientras que otros le niegan beneficios que sí que tienen. Toda esta confusión es normal porque existen muchos mitos alrededor de la figura del pistacho. Por tanto, nuestra misión hoy es romper todos los mitos sobre el pistacho y contarle todo lo que debe saber sobre este fruto seco.

Los beneficios de los pistachos

En primer lugar, vamos a hablar de los beneficios que tienen los pistachos para nuestro organismo.

Los pistachos son ideales para controlar el peso gracias a sus nutrientes, su alto contenido en fibra ayuda a evitar problemas intestinales como el estreñimiento o las irregularidades estomacales.
Ademas, son frutos secos que ayudan a equilibrar los niveles de glucosa en sangre, con lo cual ayudan a combatir la diabetes.

El pistacho también es uno de los mejores frutos secos por sus propiedades cardiosaludables. Estos nutrientes son muy ricos en ácidos grasos, en especial en ácido oleico. Esto permite reducir los niveles altos en colesterol LDL y permite aumentar también los niveles de colesterol HDL. De hecho, los pistachos son los frutos secos más ricos en grasas monoinsaturadas que ayuda a mejorar nuestra salud y el buen funcionamiento de nuestras arterias.

Por último, los pistachos contienen muchos nutrientes especiales que le permiten tener una característica antioxidante, rejuvenecedora y anticancerígena.

¿Cómo se cultivan los pistachos?

Seguramente ya conocía muchos de los beneficios del pistacho que hemos visto anteriormente. Tras conocer todos estas ventajas del consumo del pistacho, vamos a ver cómo se cultivan los pistachos.

Antes de empezar es importante saber que es una planta desértica, perfecta para tierras de secano. No obstante los cultivos de pistacho en tierras de regadío siempre darán mucha mas producción.
Es recomendable que el marco de plantación sea de 7 por 7 metros, orientado al sur. De esta forma, tendrá unos 196 árboles por hectárea.

Además, también es importante saber que, puede comprar plantas que ya han sido injertadas en un vivero o realizar su propio injerto.

Lo primero que debe tener en cuenta es la poda, ya que dependiendo de la edad del árbol se realizará un tipo de poda diferente. La poda de formación es la que se realiza cuando todavía no es productivo, la poda ideal es en forma de vaso con tres ramas principales. La poda de producción se realiza todos los años en invierno y sirve para conseguir mayor producción. Para ello, es importante mantener la luminosidad en el interior del vaso.

En cuanto al manejo del suelo, los profesionales de Tractorista.es recomiendan realizar un par de pasadas con vertederas para poner el suelo más esponjoso y ayudar a la entrada del agua. Una vez hayamos completado este paso, es la hora del riego. Para ello, debemos dividir el riego en 3 pasos:

      • Desde el momento de la floración hasta cuando el fruto adquiere su máximo tamaño; en este momento debemos cubrir todas las necesidades hídricas de los pistachos.
      • En esta fase es muy importante restringir los niveles de agua para conseguir un endurecimiento de la cáscara. Lo ideal sería aportar la mitad de sus necesidades.
      • En la maduración del fruto debemos cubrir el 100% de las necesidades del pistachero.

Inversión económica

Todos nos hacemos la misma pregunta, ¿es rentable la inversión económica en pistachos? Pues lo cierto es que sí. Hoy en día, el cultivo de pistacho genera unos ingresos muy superiores a los costes, por lo que el beneficio puede llegar a ser muy alto.

El principal punto a favor es que es un sector que requiere de poca mano de obra para la recolección del fruto seco, ya que está muy mecanizado, utilizando la poda con discos y la cosecha con paraguas.

Otro punto importante a tener en cuenta antes de entrar a valorar la rentabilidad de este sector es conocer el nivel de productividad del pistacho. Sin ir más lejos, podemos afirmar que el pistacho es uno de los frutos secos más productivos del mercado, ya que permite la recolección de unos 1.500 kgs de pistacho por hectárea.

Vamos a ver un ejemplo en el que se puede ver la rentabilidad del pistacho de forma mucho más clara. Imagine que tenemos una producción el sexto año del injerto de 1.500 kg/hectárea y vendemos todo nuestro producto a 6€/kg, todo ello nos daría un rendimiento bruto anual de 9.000€ por hectárea.

El futuro económico del sector

Ahora que ya sabemos que invertir en el sector del pistacho resulta una inversión segura. ¿Cuál es el futuro económico del sector?

Pues bien, tras ver los primeros datos de 2017, parece ser que el sector del pistacho ha crecido con respecto al año anterior, así que estamos ante un mercado muy interesante de cara a los próximos años. Sin duda, se va a convertir en un sector rentable para invertir y en el que las empresas del mismo podrán respirar aliviadas durante algunos años.

En definitiva, el sector de los pistachos es un mundo que goza de mucha salud actualmente y que parece que va a seguir en una línea ascendente durante varios años.
Además de los múltiples beneficios del pistacho, también es muy importante el hecho de que sea muy fácil de cultivar y que genere muchos ingresos con un coste moderadamente bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *